Un vermut al más puro estilo conejero abril 22, 2019 – Publicado en: noticias

Sus creadores, Davide Musci, Luca Fissolo e Alberto Sanino, italianos de Piamonte afincados en la isla, lo han denominado Primo de Lanzarote, y se trata del primer vermut ​de Canarias, presumen. Esta bebida de origen italiano (aunque la palabra es originaria del francés vermouth, y del alemán wermut, que significa ajenjo o absenta) es un vino macerado en hierbas, servido para aperitivos, y está compuesto de vino blanco, ajenjo y otros vegetales. Es de gran tradición en Italia, donde nació, pero con mayor implantación en península, en especial en Madrid o Barcelona, aunque a lo largo de la geografía española hay muchos pueblos que lo elaboran y también es muy común encontrar bares y tabernas que hacen el propio, explica Davide Musci

El proyecto surgió en 2017, aunque la idea ya llevaba seis años gestándose y Davide, su principal creador, desde entonces no dejó de hacer pruebas. Desde joven heredó la tradición familiar de hacer licores caseros, mistelas, digestivos, limonchelos, todo muy familiar y para compartir con amigos, por eso, cuando vino a la isla se puso a indagar sobre recetas tradicionales de las Islas. Siguiendo una tradición de su ciudad de origen, Turín, pensó que podría apostar por un vermut cuya base fuera un vino de calidad, como es el malvasía.

Explica que «en su origen, el vermut se hacía para aprovechar el vino antes de que se echara a perder, y en este caso, pensé que si la base era un vino extraordinario, el resultado también lo sería. Así que me puse a la obra».

«Para su elaboración se ponen a macerar en alcohol hierbas aromáticas, especias y azúcar, y después se mezcla con vino de malvasía y diego, y se deja, al menos dos meses en un tanque de acero», explica Davide. «La hierba principal es el ajenjo, que se encuentra en el campo de la isla, pero también le añadimos cilantro, salvia canaria, y hasta 15 hierbas diferentes, intentando siempre que sean silvestres y típicas de aquí», relata, «y también le ponemos canela, nuez moscada y quina, para darle un gusto amargo; se deja que macere en alcohol, mínimo una semana, se filtra, se le añade el vino, y listo».

«Esta bebida, que en España se consume de forma muy popular como aperitivo, en Italia, sin embargo es más usual en el mundo de la coctelería, tiene una graduación de 15 grados, aunque también existe la bebida seca, cuya graduación es de 17», detalla su creador. También «hemos hecho las dos variedades, blanco y rojo». A esta última, normalmente se le añade habitualmente caramelo, «pero nosotros le añadimos una infusión de tuno indio, miel de palma y naranjas de Gran Canaria, para darle el tono rojizo; y otras hierbas, como ruibarbo o genciana, para lograr un toque más amargo». Se recomienda servir en una copa con hielo, si es blanco, con una raja de limón. Al rojo, con una de naranja o pomelo, y también es muy típico añadirle un toque de sifón, agua con gas o agua de seltz.

De momento ha tenido una buena acogida. Salieron al mercado en septiembre de 2017 con 5.000 botellas y está siendo demandado, en Canarias y en península. «Pero es un producto artesanal y vamos despacio», explica Davide, quien añade que en Madrid Fusión hicieron un maridaje con salmón de Uga, «y el ilustre chef, Martín Berasategui, lo probó y dijo que era el mejor que había tomado nunca». Cuentan distribuidores en Italia, Dinamarca y Reino Unido, «pero no hay prisa, es un producto hecho con pasión y cuando las cosas se hacen con pasión, hay otro ritmo».

https://www.canarias7.es/siete-islas/lanzarote/un-vermut-al-mas-puro-estilo-conejero-DF7070621